lunes, 29 de agosto de 2016

Un cuento de sapos

Un cuento de sapos te voy a contar: el uno había visto lo inmenso del mar, y un día en sus andanzas al fondo de un pozo derecho fue a dar. Allí había otro sapo que no conoció, más mundo que el mundo del pozo profundo en el cual nació. El sapo de pozo montañas no vio, ni el vasto rugido del mar escuchó. Y solo un pedazo pequeño del cielo en tres metros de agua fue lo que miró.
Cuando el otro sapo de cielo y de nubes, de mar y montañas de bosques y lagos vez tras vez le habló el sapo del pozo movió la cabeza, y sencillamente no le creyó.
- No puede haber mundo como es que pintas - el sapo de pozo necio contestó - el único mundo son tres metros de agua del pozo profundo dónde nací yo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario