miércoles, 28 de diciembre de 2016

¿El suicidio como un deber?

Soy bastante egoísta, pero aprendí a disimularlo.
Estoy loco, pero dicen que las mejores personas lo están.
Soy un provocador y eso es parte de mi esencia.

Descubrí que soy terriblemente celoso, aunque nunca supe compartir absolutamente nada.
Soy un estúpido romántico que cree en el amor, en las promesas, en los cuentos de hadas y en toda esa porquería.

Lloro seguido, y lloro bastante. Mis emociones dominan mis pasos y mis impulsos son dueños de mi vida. Amo con pasión, con tanta y tan real que, cada dos por tres termino descorazonado, tirado en el suelo.

A veces soy lindo, a veces soy feo. Y ese es un estado que depende solo de mi visión.
Soy perfeccionista, pero demasiado colgado en cientos de otros aspectos.

Me juego por lo que creo, y generalmente me creo cualquier cosa.
Me siento idiota por todo esto, pero soy así.
Soy todo esto y un poco más...

Soy tantos todos, que no soy ningún alguien. No conozco el amor, solo materializo mis obsesiones.

Muero por la caricia deseada, por la mirada buscada, por la pasión reprimida.

Soy no correspondido. Estoy des admitido

Soy visceral, soy auténtico, soy leal a mis sentimientos. Digo lo que pienso y soy rechazado. Huyo de mí, de vos y de él y me encuentro en cada esquina con cada uno de nosotros.

Es un juego perverso. Nadie ama como yo lo hago. Por eso no puedo amar. Porque nadie merece mi amor. Por eso lo regalo a quien no lo quiere, para que el nunca aceptado muera en mi pecho putrefacto.

Mi cuento va ganando protagonistas, los monstruos que inventé se van materializando y mis personajes se van comiendo a la persona. La locura va tomando el control. La apariencia se va desgastando y el sentimiento pronto será el veneno que corra por mis venas.

Mis ojos se van cerrando, ojala para siempre…

domingo, 4 de diciembre de 2016

Hacerte llorar un domingo

Hay finales esperados, inesperados, cordiales, desagradables, flemáticos, histéricos, serenos, turbios, anticipados, con retraso, puntuales… Los viví todos…

Es importante saber terminar a tiempo y escoger el mejor momento para finalizar las cosas. A mí últimamente me gustan los finales sencillos, sigilosos y con mucha calma…

No sabrás, nunca sabrás... lo que es morir cien veces de ansiedad
No podrás nunca entender, lo que es amar y enloquecer...


sábado, 26 de noviembre de 2016

¿Por qué me amás?

Yo te amo
Te amo porque eres mío
Te amo porque necesitas amor
Te amo porque cuando me miras me siento un héroe
Te amo porque cuando te toco, me siento más hombre que cualquier otro
Te amo porque para entender nuestro amor seria preciso dar vuelta un mundo que ya está al revés
Te amo porqué sé que podrías amar a otra persona... pero así y todo me amas a mi... a mi... sólo a mi

El verdadero amor no es juguete del tiempo,
aunque la carne sufre el peso de su guadaña...


miércoles, 2 de noviembre de 2016

El día menos pensado

Creí que mis pies se habían acostumbrado a la gravedad terrestre.
Me sentí engañado por el futuro que elegí. Pero bueno, ahora voy más arriba y más profundo.
Todas esas reglas no se aplican, cuando flotas sin el suelo.
Cuando suspendes tus prejuicios. Cuando te aferras a tu esencia…

Voy hacia abajo; a enfrentarme con sus rostros.
A contarles lo que soy y como es que amo.
Estoy próximo a lo que buscaba.

¡No hay mejor lugar para ir! El mapa esta gravado en mi piel.
Tengo tu amor, tengo tu compañía, tengo tu respeto, tengo tu abrazo y tu sonrisa cuando mis fuerzas flaquean.
Te llamo amigo. Te llamo si te necesito. Siempre estas

Estás próximo a verme, a descubrirme. Sólo espero que lo preguntes…
¿Creíste que era distinto a vos? ¿Dudaste de mi mirada alguna vez?
Esto es todo lo que soy. Y si no lo dije antes es porque tenía miedo.
Más que nada, miedo a mí mismo. Intentaba escaparme de la vida.
Lo que ves es lo que soy. Nunca pude cambiar el guión ni la escena. ¡Ya no lo intento!
A pesar de todo lo que ha pasado siempre supe que este día llegaría.
Cuando miro hacia atrás siento más motivación. Yo cambio.

Yo también amo y también sufro y por ahí también lloro
Tengo un montón para dar. Si querés puedo ser tu amigo. Si te parece podes caminar a mi lado.
Si querés vení conmigo; Vamos hacia arriba

Estamos próximos a nuestro destino.
Todos los caminos están abiertos y las posibilidades son infinitas
Dependen solo de nosotros dos.

Estamos próximos a mañana: a la forma en que todo debió ser siempre
No existe la perfección; la construiremos cada día
Hoy cantan los pájaros, y el sol se ocupa de decirnos que cada día podemos alcanzar lo que soñamos.
Quizá un día podamos amar sin estúpidas etiquetas…

Me siento bien, me siento libre
Siento como que todo lo bueno esta por empezar.
Me siento como el pez en el mar, cada vez que me decís “te entiendo”
Me siento tan bien al abrir mis brazos y decir que te quiero

Estamos aprendiendo a vivir, pero falta mucho por recorrer
Vamos a encontrar nuevas prioridades. Estas son cualidades extraordinarias
Aprendí a subir al árbol. Luego extendí mis brazos. Pero quería volar. Estoy listo para navegar el cielo.


domingo, 23 de octubre de 2016

No pertenezco a aquí

Lucho sólo para permanecer dentro de las líneas, pierdo la cabeza otra vez...
Vivo lleno de incertidumbre, cada día me hago más preguntas, y siento que necesito obtener algunas respuestas. Ha crecido en mí el deseo de descubrir la ciudad, lo que hay más allá del limite de mi ojos, y ese deseo se está convirtiendo en una obsesión. Desde acá percibo su rugido misterioso en cuanto me subo al techo de la casa, a solas con la noche. La luz de la luna envuelve las calles del corazón de la ciudad con una aureola azucarada que sueño con mordisquear.

Mis pies han comenzado la marcha silenciosa. El ruido se aleja y tu voz se pierde entre las demás. Miro para atrás, aunque me duela mirar....

No era un ilusión, era mi camino y lo seguí, hasta que llegue aquí
Como en un paseo cuando abres los ojos por primera vez y todo es una verdadera sorpresa
Cada golpe que llegue no podrá detenerme.

Sabiendo bastante, sé que no puedo seguir aquí
No sé exactamente donde debería ir, pero me dejo llevar por el flujo de este río

He decidido vivir fuera del cascarón, más allá de las lineas que siempre usaba para detenerme. No voy a ser alguien que no soy. Siempre supe que este día llegaría. Cuando miro hacia atrás solo encuentro más motivación.
Voy a vivir del otro lado: será el cielo o el infierno... pero será mi elección

He estado viviendo en una linea fallida
El error fue mío y solo mío y la inestabilidad de suelo me encontró cayendo.
Ya he tenido suficiente. He tenido que levantarme. He tenido que deshacer de todo porque siempre era la misma mierda.

Cuando me golpee no me permitas llorar
Cuando duela no me dejes volver

He decidido que tengo que irme para seguir viviendo y escapar de la prisión

lunes, 3 de octubre de 2016

Etiqueta Pendiente

Es la madrugada de un viernes cuando nuestras conversaciones se enredan otra vez. Es el último día de frío y llevo una nueva cicatriz. 

Nunca busqué la aprobación de nadie mas que de vos.
Creo que este viaje ha terminado.
Volveré si me lo pides.

No estoy muerto, solo floto
Justo entre los puntos de tu sutura; en las entrañas de la bestia que hemos creado.
No estoy asustado, solo cambio
Justo más allá de nuestros pecados y de la sonrisa maligna...
Eres mi rayo de luz

Puedes hacer la cuenta de doscientas maneras, pero no puedes borrar los hechos. Unos vienen y otros van pero vos siempre estás.

Soy una flor oculta del invierno.
Siempre sedienta de agua de verano.
Y solo me gusta el cambio de estación
¡Sé que volverás!

No estoy muerto todavía...
solo floto

No importa donde vaya; te encontraré. No estoy asustado para nada.
Debajo de los cortes y las contusiones finalmente gané lo que nadie ha perdido. Te encontraré.

martes, 20 de septiembre de 2016

Cosas que voy a decirte

Todas las noches me pongo mi chaleco de lentejuelas e imagino que el tiempo no ha pasado. Imagino que nada a cambiado. Sueño que soy tu payaso y que te digo más con mis silencios que con mil palabras. Te hago bailar al ritmo de mi coreografía y te enseño a reír y a llorar sin orden de consejución.

Recuerdo todos los buenos momentos; cada sonrisa y cada lágrima.
Recuerdo las cosas que soñábamos juntos y las promesas que nos hacíamos en lo oculto.

Y recuerdo como me amabas, y tambien recuerdo como te amé.

Y hoy, justo después de que la gran tormenta ha comenzado y que la lluvia no me permite ver más allá de mis propias narices, te veo como lo más hermoso que la vida me ha regalado.

Ojalá entiendas mis palabras y también algún día llegues a entender cada uno de mis silencios.


... Este cuento no tiene fin...

jueves, 1 de septiembre de 2016

28

Hoy, hace justo veintiocho meses, te fuí a buscar a la terminal. Estuvimos hablando y esperándonos un montón: nos reíamos de todo y de todos y escuchando músiquita inventamos nuestra propia canción. Que rápido pasa el tiempo y cómo cambian la cosas en tan poco.
Me doy cuenta que siempre te quise, que siempre te he querido. Ese día que te vi en la terminal y desde antes, creo que desde antes que te mirara por primera vez en la vida, allá hace ya tanto, antes de conocerte, siempre fuiste vos. Solo que todavía no sabía.

jueves, 25 de agosto de 2016

Yo, hoy...

Te das cuenta que tu mamá esta enojada con vos cuando cierra las puertas con violencia. Descubrís que tu papá siempre te quiso cuando te mira a los ojos y se pone a llorar. Ves que nadie te entiende cuando das todas las explicaciones del caso y la vida sigue corriendo en mi contra.

Yo a veces me confundo y me siento extraño. Escucho palabras que me inspiran de personas que no he visto en mi vida. De gente que por alguna extraña razón aprendí a querer y en quienes aprendí a confiar.
Eso es raro, es extraño, es casi mágico... es muy bueno.

Hay decisiones que uno tiene que tomar. Aunque no sean exactamente las correctas. Aunque nadie las entienda. Aunque eso implique inevitablemente darse la cabeza contra la pared. Pero si eso pasa, será en pleno uso de mi elección. Eso también es crecer.

Me doy cuenta que hay mucha cosas de las cuales he vivido asustado, pero si no las enfrento jamás las veré venir. Hoy cuando las pienso y cuando las digo en voz alta no son tan graves. Es que ya sé quién soy y para donde quiero ir; y creéme que eso es mucho.
He vivido mi vida pendiente de qué dirán. He sido responsable del bienestar de infinidad de personas. Pero eso no es sano. Porque entre tantas cosas, más de una vez, me olvidado de ser yo. Porque más de una vez tuve que esbozar una sonrisa idota cuando por dentro quería llorar. Más de una vez tuve que quedarme, y permanecer firme y con la mirada serena cuando quise salir corriendo. Todo eso me ayudo. No lo niego. Pero ahora quiero ayudarme a mi mismo.

Espere mucho por este día, lo he esperado por años. Y cuando ahora que llegó es inevitable que me robe una lágrima. Es casi imposible no sentir un poco de miedo. Miro fijamente al viento y la dirección que tiene, y tomaré su camino. No hay nada más misterioso que la incertidumbre, en no tratar, en no probar. Nunca lo veremos venir hasta que sea tanto y tan cercano para detenernos.

Hoy pienso más que nunca que es mejor de mantenerse lejos de mí que amarme.
... solo quédate en mi fantasía, en la oscuridad y en la noche y en mis sueños...

lunes, 1 de agosto de 2016

Lluvia

Hoy llueve mucho, mucho,
y pareciera que están lavando el mundo.
Mi vecino de al lado mira la lluvia y piensa escribir una carta de amor.
Una carta a la mujer que vive con él, y le cocina y le lava la ropa
y hace el amor con él y se parece a su sombra.

Mi vecino nunca le dice palabras de amor a la mujer
Entra a la casa por la ventana y no por la puerta.
Por una puerta se entra a muchos sitios;
al trabajo, al cuartel, a la cárcel, a todos los edificios del mundo

Pero no al mundo, ni a una mujer, ni al alma.
Es decir a ese cajón o nave o lluvia que llamamos así.

Como hoy, que llueve mucho
y me cuesta escribir la palabra amor.
Porque el amor es una cosa y la palabra amor es otra cosa.

Y sólo el alma sabe dónde las dos se encuentran, y cuándo? y cómo?
Pero el alma qué puede explicar?

Por eso mi vecino tiene tormentas en la boca,
palabras que naufragan, palabras que no saben que hay sol

porque nacen y mueren la misma noche en que amó.
Y dejan cartas en el pensamiento que él nunca escribirá.
Como el silencio que hay entre dos rosas
o como yo que escribo palabras para volver...



jueves, 28 de julio de 2016

Felicidad

Su nombre es Felicidad,
me lo contó un pajarito.

Felicidad y yo nos conocimos un 1° de mayo,

quién iba a saber que nuestra historia nos costaría
tanto, tanto trabajo?
Me saludó con un beso y no me soltó nunca más la mano.
Me encontré con Felicidad en una ciudad inmensa.
Con Felicidad me gasté todos los ahorros.

Me caminé 200 cuadras con Felicidad,
bajo la lluvia tibia o en la noche oscura.
Y aunque Felicidad no sabe bien dónde está,
me lleva con él por por donde quiera que vaya.

Felicidad no deja de sonreír,
y cuando Felicidad sonríe
se me aclara un poquito más la noche.

Tirado en una plaza, sentado en un silencio,
preparando un güisito o subiendo el ascensor,
tomándonos un subte o abrazándonos fuerte;
¡Estoy lleno! lleno de Felicidad,


Lleno de olor a Felicidad.
Porque desde el primer día
Felicidad se quedó conmigo.

viernes, 1 de julio de 2016

La sexualidad y otros demonios

Estoy aprendiendo a manejar mis propias contradicciones.
Cuando era chico casi nunca tuve conciencia de esta dimensión de mi persona. Lo sospeché un poco en mi adolescencia. Tomé conciencia caminando mi juventud y vi que todo estaba dicho antes de comenzar la charla.
Es difícil aceptar a los demás, quizá porque más difícil es aún aceptarse uno mismo, aunque suene al más viejo de los clichés. Y hasta que eso sucede, y generalmente en secreto, empecé a aprender lo que serían mis reglas en el amor, el trabajo, la moral, etc.
Respetar la libertad es algo que todos debiéramos aprender. Estas líneas son más que el intento por una ordinaria confesión. Es la exteriorización de un sentimiento interno que me reclama coherencia entre lo que siento y lo que digo. Y ese es un principio que, en sí mismo, da gran sanidad mental.
No creo tener una denodada necesidad de pertenencia, tengo claro mi lugar. Y puedo ser más camaleónico que el mismo bicho.
No me va la superficialidad. No pienso relegar mi espontaneidad. No pienso desgastarme fingiendo o actuando cuando no tengo ganas.
Intento sopesar mi propia situación y mi propio contexto.
Intento derrumbar un par de estructuras, cambiar unos cuantos paradigmas. Intento y no siempre me sale. Soy solo un pibe que hace lo que puede, mientras puede, con lo que tiene mano.

No te pido que me imites, solo que no te metas en el camino.

domingo, 26 de junio de 2016

Algo sobre nosotros

Ha pasado bastante tiempo desde que volví, bastante tiempo de sentirme extraño en esta ciudad, bastante tiempo de no ser yo mismo... bastante tiempo de estar sin vos.

Tenés sabor a menta cuando me besas. Tu piel me vuelve loco.
Decís que me sentís en el lugar en donde estás, aunque esté a más de mil kilómetros.

Sentate sobre el sofá donde me besaste por primera vez, desarmá los almohadones, cerrá los ojos y desea con todas tus fuerzas que esté ahí (yo lo hago seguido), porque te juro que pronto estaré.

Este sentimiento va corriendo por mis venas con una furia monstruosa.
Destruyendo mis miedos y mis propias barreras.
Puede que no hayas escuchado lo que te dije aquella vez: te amo, y eso es todo lo que necesito saber.

Hay algo sobre ese lugar, algo sobre la soledad, algo sobre vos y yo... que voy a descubrir.

Ha pasado mucho tiempo desde que llegué. Ha pasado mucho tiempo, pero ya estoy de vuelta en la ciudad. Y esta vez no me voy a ir sin vos.





viernes, 3 de junio de 2016

tú y yo

Empiezo a pensar que todo se está volviendo muy absurdo, pero como los demás parecen tomarlo tan en serio no me atrevo a reír. Siento que lo que para mi es importante al resto no le interesa. La procesión va por dentro.

Este verano algo cambió; empecé a decir lo que siento y mostrarme más.
Empecé a re considerar unas tantas cosas y dejé de creer en otro par.
Caminé en linea recta; hacia ningún destino, pero consciente de cada paso que daba, y encontré todo lo que deseaba.

Quiero ser una flor, no una sucia maleza
Y quiero oler como las rosas, no a un equipo de fútbol
Y juro, quizás algún día vas a volver a querer besarme y tocarme...

Ya lo sé, tal vez no le encuentres sentido a tantas palabras.
Tal vez no significan nada, o tal vez son todo lo que siento y lo que soy.

Nada tiene sentido porque entre más sabiduría; más frustración.
Y a medida que uno más entiende, más dolor experimenta.

La distancia nos separa, te desterraría de mí para llegar a ti.
Tú amor imprevisto me lleva a la soledad, al suicidio... desearía poder...

Antes que la cadena de plata se quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el pozo…

Las sombras se desvaneces por la luz en tu mirada. Hay salvación después de un extravío, hay vida más allá de muerte, hay curación después de otra herida. Hay cicatrices que nunca se borran, y hay recuerdos que jamás olvidamos. Pero TODO pasa (y también pasan por algo)


viernes, 27 de mayo de 2016

Yo y vos. (No)s(otros).

No me llames. No me contestes. No me escribas. No me respondas. No me busques. No me encuentres. No me grites. No me hables. No te quedes callado.

No favees, no menciones, no bloquees, no me sigas.

Yo no te dejé. Vos nunca estuviste conmigo.

De lo que tuve siempre te di todo. De lo que sentí me guardo solo el veneno.

Imagínate que me morí, por todas y cada una de las veces que me mataste.

Que te duela, por todos los días que me doliste.
Los amigos que necesito ya los tengo. Nunca quise ser tu amigo.

Si vos no sabés lo que querés yo tampoco. Si no te imaginás cuanto te amo...

lunes, 16 de mayo de 2016

La Angustia

Es como un cristal roto. Hay pedazos por todas partes. Brillantes fragmentos de tiempo, como vibrantes diapositivas de una vida. Flashes, luces y alucinaciones despierto.
Hay un solo escenario donde el dolor, el amor y todas las lágrimas se juntan con nuestra mierda y nuestras viseras. Donde ya no importa quién sos o lo que te han hecho, donde todos somos los mismos fragmentos de desecho, que goteamos desde otras gordas manos.
Somos una pieza, pero de un rompecabezas que ya no encaja, como una melodía que ya nadie recuerda, o un camino por el que ya nadie quiere cruzar.
Hay una partecita rota y no tiene repuesto. Hay una pieza que falta y ya no se fabrica. No tiene solución. Como la vida. O como la enfermedad que te va llevando día tras día, y frente a tus ojos.
El vacío negro enfrente es como un gran pozo, que se lleva todo lo que toca o a quien lo contempla.
La existencia no se complementa. La angustia se va devorando los bordes del retrato familiar. El moho de las paredes degrada los cimientos. Pronto caminamos sobre las ruinas de lo que pudimos ser y nunca fuimos.
¿Qué es esta angustia tan grande en el medio del pecho y qué va a poder llenarla sino mas oscuridad, vacío y tristezas? ¿Por qué duele tanto eso que ayer no dolía? Si hasta el rose mas suave de una caricia, quiebra y corta y lastima mucho más que mil espadas.
Se va moviendo espesa debajo de la piel, y va infectando cada resquicio de esencia y de conciencia.
Carga sola con la inmensa carga de su propia existencia, con el peso mismo de su propia esencia.
Es porque quiere ser, sino simplemente no sería. Duele, para sentirse dolida. Y se dice sin cura solo para sentirse legendariamente respetada.
Si al fin y al cabo como la tinta cuando acaba de secar, o como el liquido que va tomando lugar al fondo del vaso la angustia también se va haciendo lugar en la vida de uno. Y a veces le alcanza con una cama y a veces quiere un 3 ambientes. Y esa angustia se va haciendo más grande dentro de uno, Y va engordando y cambiando de talle de pantalón. Se va poniendo vieja, quejumbrosa y mañosa. Se va poniendo compañera, cómplice y se sabe amiga.
Te hace ver que tan solo su compañía sirve para algunas ausencias. Y que siempre parece ser la respuesta a innumerable tipos de preguntas.
La angustia se va poniendo mansita, como un perro que ladra hasta que lo acaricias, y lo hacés tu amigo, y lo llevas a vivir a tu casa y a dormir en tu cama.

miércoles, 20 de abril de 2016

¿Que me pasa?

Todo se mezcla otra vez.
Lo bueno, lo malo, lo viejo, lo nuevo, él, ella, yo y algunos más…
Hoy es uno de esos días donde no sé ni porque me pongo a llorar.

Lo cierto es que vivo lleno de incertidumbre. Cada día me hago más preguntas, y siento que necesito obtener algunas respuestas. Ha crecido en mí el deseo de descubrir lo que hay allá afuera, fuera de mí. Y ese deseo se está convirtiendo en una obsesión. Desde aquí escucho su rugido misterioso; cuando subo al techo de mi casa, a solas con la noche, el frío de este abril me envuelve. Me come el alma.

No sé como decirlo, entonces me quedo callado.
Todo se hace difícil y confuso. Me siento solo aún rodeado de una multitud. Necesito un abrazo muy fuerte de alguien que esta muy lejos. Necesito un hombro en quien apoyarme y un beso que calme la tormenta. El huracán va por dentro.

Vos no ves la realidad. Mi coraza es muy gruesa y mi máscara es infranqueable. Yo no quiero ser así. No elegí ser así.

Mirá a través de mis ojos. Escarbá hasta el alma. Percátate de que estoy en crisis. Detente a observarme más allá del punto fijo. No pido algo imposible solo espero cada día por aquello que me prometieron, cada amanecer de mi vida, desde hace años. Todavía creo que un día de estos, en una semana cualquiera, va a aparecer en el horizonte de mi alma y venir a mi casa, sin que siquiera lo haya invitado.

viernes, 8 de abril de 2016

Fluir

Hoy me levanté siendo un caos de cosas y una maraña de preguntas. Me senté con ganas de escribir hasta que se me fuera esa angustia, pero estaba buscando un resultado antes de empezar a escribir, y la verdad jamás me resulta productivo.

Busqué en el pasado reciente alguna explicación a mi yo actual. Me busqué, para ver si me encontraba.Y me di cuenta por ejemplo que me aferro demasiado a las cosas; como a fefo, ese oso de peluche que tengo desde los 2 años y que traje a buenos aires a vivir conmigo. Es casi inexplicable cómo y por qué nos aferramos a esas cosas tan puntuales, un amigo, un amor, un lugar, un recuerdo, una prenda, que se yo...

También me di cuenta que a veces hablo solo por hablar, pero en el hueco que queda entre palabra y palabra me doy cuenta de lo que estoy diciendo, y eso me pasó hoy. Me pasó este último año: me di cuenta de las cosas que me gustan. Me gustan tanto que me duelen. Quizás ese vació o esa angustia es el anhelo de querer algo que todavía no tengo, y en lugar de transformarlo en expectación me angustio antes de tenerlo. Suelo ser muy impaciente.

Entonces intenté frenar ahí la filosofación, es que el hombre cuando sabe todo lo que tiene que saber, y no le quedan cosas por aprender lo invade un gran vacío.

Acto seguido sentencié: Si no encuentro las respuestas a mis preguntas significa que todavía me quedan cosas por descubrir, y otras tantas por aprender.

Y comencé a sonreír estúpidamente. Fue en ése instante en que la angustia se fue poniendo mansita, como un perro que ladra hasta que lo acaricias.

Me di cuenta entonces que estamos hablando de una cuestión puramente cíclica. Porque cuando me puse a pensar en todos los resultados que había obtenido en este puto año, noté que estos estaban atados a una gran cantidad de procesos y a un gran conjunto de cambios que implicaba a mi cabeza y mi corazón.

Yo soy una persona muy inquieta, así que no me extraña estar lleno de inquietudes. A veces me pongo filosófico y otras veces me pongo pelotudo, y eso también es cíclico.

Es un proceso, y es una vivencia. Pero sin embargo sigo dándome cuenta que para los mismos resultados, aplico distintas fórmulas. Y así una nueva fórmula se apoderó de mí:
Y si simplemente me dejo fluir con todo lo que siento, todo lo que soy y todo lo que quiero. Ya estoy cansado de tener que actuar todo el tiempo. Ya me cansé de ser alguien que no quiero ser nunca más. Este blog nació siendo un esfuerzo más por lograr eso; una forma de dejar las cosas fluir con ansias, y con naturalidad.

Creo que todo debe tomar el curso que tienen que tomar, sin dejar que el resultado me ponga ansioso, sin seguir preocupándome por lo que esta mal o esta bien para el resto.

Sin prisa, pero con calma, hasta fluir con ansias, y cuando sea el momento justo amar ese resultado, con tantas tantas ganas, que no me quede más remedio que fluir ansioso a su lado.



martes, 29 de marzo de 2016

Del caos mental a la esperanza

Ya no me pasa nada al mirar su foto.
No recuerdo el tono de su voz.
Lo eliminé, de una vez y para siempre de msn.
Los recuerdos vividos juntos son sólo eso… recuerdos.
Al cruzar a su lado puedo ignorarlo (ahora si, sin hacer el mínimo esfuerzo)
Cuando me manda un mensaje el corazón ya no se me acelera, ni me traspiran las manos
Ya no lo reconozco cuando está de espaldas, no puedo encontrarlo en medio de la multitud.
Su presencia o ausencia no genera en mí mayores cambios
No me interesa verlo. Aunque sea, por ahora, una causalidad inevitable

Alguien más está en mi cabeza ahora.

Ahora sonrío silenciosamente, y recuerdo todo lo que viví, todo lo que lloré, todo lo que perdí por llegar hasta acá… Ahora tengo nuevos desafíos y otros sueños, que capáz no se ajustan demasiado al plan original. A más de uno no le van a gustar, y por más de una razón eso me sienta bien.

Quiero gritarlo: algo bueno está por suceder
“Mamá: acabo de matar a un hombre. Puse una pistola en su cabeza, apreté el gatillo, ahora él está muerto. Mamá, la vida acaba de empezar. Pero ahora tengo que irme y dejarlo todo…”

martes, 22 de marzo de 2016

Hollywood's Dead

Me despedaza.Ya casi no queda carne.
Todos se llevaron su porción.

A la poca piedad de tu belleza le regalé mis ojos, agradezco no tenerlos para así no poder verte feliz en brazos que no son los que te sostenían.

A las mentiras de tu sonrisa le dí mi sangre entera, y me la devolviste con dolor eterno que se mueve en mis venas dañándome cada célula.

Al camino recorrido juntos le deje mis manos para que nunca las sueltes.

Mis pies los destruí corriendo sobre espinas para alcanzar todas nuestras promesas.

Los talones y el resto de la pierna se me desintegraron de tanto estar en punta de pies para alcanzar tu boca, tus secretos y tus lágrimas; pero vos te corriste, caigo al vacío.

Mis brazos se quebraron de tanto abrazar el vacío, se estallaron y deshicieron llenando de sangre mi media sonrisa de resignación. ¿Dónde estabas vos cuando yo te abrazaba?

Los oídos me los arranqué al verte de nuevo, tengo miedo de volver a creerte.

La nariz se me fue con tu aroma. Tu olor flota en el aire como el peor de mis fantasmas.

Los dientes los fui arrancando de a uno y los deje para marcar el camino de vuelta a mi dignidad; todavía sigo caminando tras tu estela, ya no me quedan perlas. Ya no me queda alma.

Los hombros se fracturaron de tanto cargarlos con problemas ajenos. De esto no culpo a nadie, yo lo elegí.

Con mi pelo hice una alfombra de entrada, siempre tuviste la costumbre de limpiar lo peor de tu bajeza en lo más alto de mi ser.

Solo queda el pecho, ahí dentro suena el corazón.
Lo sé hundirse en el pantano, no puedo hacer nada.
No puedo regalarlo, no puedo romperlo ni destrozarlo.
Es que no sé que es lo que late allí.
No conozco ese musculo, dejó de funcionar.


No sé que esta pasando.


No tengo forma de terminar este texto. Estoy perdido.

jueves, 25 de febrero de 2016

Alguien

Sos tan duro y muy frágil y no estás listo, debe ser por eso que te quiero. No estás disponible y sos desinteresado y para vos yo solo sé dramatizar. Un millón de veces de un millón de maneras traté de cambiarte; un millón de meses y un millón de días voy a tratar alguna forma de convencerme de que me cambiaste. Vos nunca quisiste cambiar para mi.

Esperé por vos y me ajusté por vos y estoy agotado. Me postergué por vos y me peleé por vos y estoy agotado. Estás muy lejos o demasiado cerca o simplemente para mi no estás.

Estás dormido o reteniendo, oculto o desparecido, perdido o buscado, o por miles de ojos encontrado; sea esa mi clave para desearte. Varias veces, de varias maneras intenté exprimir amor de vos; te di todo, te perdoné todo, pero vos jamás lo hiciste.

Varias horas, de varias maneras, voy a hacerme un festín de sobras que tires.

No pasará mucho antes de que me reclames. No tomará mucho y me encaminaré de nuevo. No será fácil que rompamos todas esas promesas. Estoy en el último trecho de la etapa de auto-privación. Tenés miedo de todos los hombres, miedo de tu funcionamiento interno, miedo de mi corazón.

Te escondes ante el pensamiento de vivir bajo una mirada más elevada que la tuya propia. Un millón de veces y de un millón de maneras he intentado cambiar para igualarte. Varias veces cada día, varios días he intentado des enamorarme de vos...

Me doblé por vos y me privé por vos y estoy agotado. Me deprimí por vos y me contorsioné por vos y estoy agotado. Me sofoqué por vos y me comprometí por vos y estoy agotado. Me silencié por vos y me sacrifiqué por vos y estoy agotado. Estoy agotado y hasta acá llegué. No te pienso dedicar ni una nueva canción, ni un texto, ni una carta, ni un posteo, ni un segundo 
más de chat, ni mencionarte jamás...
Serás como los sueños que olvido tan pronto despierto
Desaparecerás como los monstruos de mis pesadillas

martes, 16 de febrero de 2016

"Rayuela."

...Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido. Que nunca intentaré olvidarte, y que si lo hiciera, no lo conseguiría. Que me encanta mirarte y que te hago mía con solo verte de lejos. Que adoro tus lunares y tu pecho me parece el paraíso. Que no fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento. Pero que te quise, y que te quiero, aunque estemos destinados a no ser...



martes, 19 de enero de 2016

Falsamente tuyo

"Querida, encuentra lo que amas y deja que te mate. Deja que consuma de ti tu todo. Deja que se adhiera a tu espalda y te agobie hasta la eventual nada. Deja que te mate, y deja que devore tus restos.
Porque de todas las cosas que te matarán, lenta o rápidamente, es mucho mejor ser asesinado por un amante."


Falsamente tuyo, Charles Bukowski

viernes, 1 de enero de 2016

Esta es mi mano derecha

Esta es mi mano derecha.
Es la que mas uso para rascarme.
La que me masturba.
La que agarra la birome (algunas veces uso biromes).
La que aprieta los botones del ascensor.
La del celu.
La del mouse.
La que sostiene la birra.
La que marca el compás de la música que intento bailar.

Es la que es igual a la tuya, que es igual a la mía.
La que busca la tuya para llevarla a pasear por Buenos Aires, llueva o salga el sol.
La que muere de ansias por recorrer tu cuerpo.
La que te quiere apretar fuerte, y ya no te quiere volver a soltar.
La que te saluda desde el colectivo y la que transpira mientras te espero.
La que seca las lagrimas que brotan de felicidad desde el día que te conocí.