sábado, 14 de mayo de 2016

Felicidad

Su nombre es Felicidad,
me lo contó un pajarito.

Felicidad y yo nos conocimos un día de mayo,
me saludó con un beso y no me soltó más la mano.
Me perdí con Felicidad en una ciudad inmensa.
En Felicidad me gasté todos mis ahorros.

Me caminé 200 cuadras por Felicidad,
bajo la lluvia helada o en la noche oscura.
Y aunque Felicidad no sabe bien dónde está,
me lleva con él por todos lados.

Felicidad no deja de sonreír
y cuando Felicidad sonríe
se me aclara un poquito la noche.

Tirado en una plaza, sentado en silencio,
preparando un guisito o subiendo el ascensor,
tomándonos un subte y abrazándonos fuerte;
¡Estoy lleno! lleno de Felicidad,
lleno del olor a Felicidad.

Porque desde el primer día
Felicidad vive conmigo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario