martes, 20 de diciembre de 2016

Alguien

Sos tan duro y muy frágil y no estás listo, debe ser por eso que te quiero. No estás disponible y sos desinteresado y para vos yo solo sé dramatizar. Un millón de veces de un millón de maneras traté de cambiarte; un millón de meses y un millón de días voy a tratar de alguna forma de convencerme de que me cambiaste: vos nunca quisiste cambiar para mi.

Esperé por vos y me ajusté por vos y estoy agotado. Me postergué por vos y me peleé por vos y estoy agotado. Estás muy lejos o demasiado cerca o simplemente para mi no estás.

Estás dormido o reteniendo, oculto o desparecido, perdido o buscado, o por miles de ojos encontrado; sea esa mi clave para desearte. Varias veces, de varias maneras intenté exprimir amor de vos; te di todo, te perdoné todo, pero vos jamás lo hiciste.

Varias horas de varias maneras voy a hacerme un festín de sobras que tires.

No pasará mucho antes de que me reclames. No tomará mucho y me encaminaré de nuevo. No será fácil que rompamos todas esas promesas. Estoy en el último trecho de la etapa de auto-privación. Tenés miedo de todos los hombres, miedo de tu funcionamiento interno, miedo de mi corazón.

Te escondes ante el pensamiento de vivir bajo una mirada más elevada que la tuya propia. Un millón de veces y de un millón de maneras he intentado cambiar para igualarte. Varias veces cada día, varios días he intentado des enamorarme de vos...

Me doblé por vos y me privé por vos y estoy agotado. Me deprimí por vos y me contorsioné por vos y estoy agotado. Me sofoqué por vos y me comprometí por vos y estoy agotado. Me silencié por vos y me sacrifiqué por vos y estoy agotado. Estoy agotado y hasta acá llegué. No te pienso dedicar ni una canción, ni un escrito, ni una carta, ni un posteo más, ni un segundo de chat, ni mencionarte nunca jamás...

Serás como los sueños que olvido tan pronto despierto
Desaparecerás como los monstruos de mis pesadillas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario